El juvenil asciende a División de Honor

El Arenas juvenil ascendió ayer tras vencer al Danok Bat B a domicilio

Se acabó el suspense y el sprint final del Arenas juvenil tuvo su premio ayer, en la penúltima jornada de la Liga Nacional. El campo bilbaíno de Mallona acogió la cita entre el Danok Bat B y el Arenas, un rival siempre complicado y en un campo siempre difícil. El Arenas dependía de si mismo aunque necesitaba la victoria para no jugárselo todo en Gobela una semana después ante el Indartsu. Eso sí, el triunfo era obligado para la celebración ya que el Beasain resolvió con victoria el sábado su cita ante el Real Unión.

Había conjura tras escaparse el ascenso en la anterior jornada en el descuento ante el Antiguoko B. El equipo enseguida puso cerco al Danok desde el pitido inicial y fruto de ese empuje llegó el único gol del partido, anotado de cabeza por Gabriel a la salida de un córner en el minuto trece. Apenas pasó apuros el Arenas ante el descanso en un encuentro con muy pocas ocasiones de ver más goles. El Arenas se dedicó a controlar el partido y exceptuando algunos despistes que propiciaron que los locales se aproximaran, no hubo riesgo máximo de encajar gol.

Tras el descanso, el Arenas volvió a buscar el segundo aunque la presión de ver la meta del ascenso tan cerca llegó a que los nervios afloraran. El Danok lo aprovechó para equilibrar el encuentro pero en los últimos diez minutos el Arenas lo tuvo claro y buscó el segundo en terreno rival, lo más lejos de su portería.

Con el pitido final, se desató la euforia con celebraciones tanto en el campo como en el vestuario y que tuvo su continuidad con el pasillo de honor que hicieron lo equipos de Arenas y Mensajero antes de su partido de 2ª B. El Arenas juvenil, con siete triunfos y un empate en las últimas ocho jornadas, vuelve a la máxima categoría estatal después de dos años en la Liga Nacional.

ZORIONAK!!!!!

Compartir en:

Noticias relacionadas

Deja tu comentario