Surrealismo arbitral en Toledo

El árbitro del partido manda repetir un penalti detenido por Txemi que además fue expulsado

Escandaloso arbitraje que deja sin premio el gran trabajo del equipo ante un buen rival. El penalti detenido por Txemi se manda repetir ante el asombro de propios y extraños.

TOLEDO: Alcolea, Expósito, Toni Sánchez (Javi Gómez, 78), Israel, Adrián, Barranco, Lolo, De Lerma, Canario (Pablo, 68), Jordan (Owusu, 60) y Esparza.

ARENAS: Txemi, Uranga, Zumalakarregi (Ubis, 55), Royo, Bergara, Matador, Aitor Ramos (Borja Díaz, 68), Txopi, Dani López (Toril, 84), Zabaleta y Nacho Pérez (Luisma Villa, 56)

Arbitro: Miguel García Aceña (Valencia). Amonestó por el Toledo a Israel. Lolo Plá y Esparza; y por el Arenas a Aitor Ramos, Dani López y Zumalakarregi y en dos ocasiones Txemi por lo que fue expulsado en el 94.

GOL:
1-0. M.90+4. Lolo (p)

El partido lo decidió el árbitro en el descuento. No el penalti en sí, sino la repetición del mismo tras parar Txemi el penalti en la misma línea y además vio la segunda amarilla por adelantarse, la primera fue por protestar el penalti señalado. Zumalakarregi no pudo hacer nada en el segundo lanzamiento. Partido caro con la roja a Txemi y tras un punto que sabía a gloria tras ver la jornada.

Primera parte con dominio de balón del Toledo que aún así no gozó de ocasiones claras. Bien el Arenas en la presión y posicionado a la hora de replegarese y sin fisuras. No tuvo mucha presencia arriba hasta el último cuarto de hora donde inlcuso Dani López llegó enviar un balón al palo aunque la jugada estaba invalidada por fuera de juego. El Toledo lo intentó más a balón parado gracias a las numerosas faltas que tuvo a favor en una primera parte donde el rasero a la hora de señalar las faltas se inclinó del lado local. Empate sin goles en 45 minutos con escaso juego.

En la segunda el guión fue parecido con un Toledo que dominaba pero con una sola ocasión de peligro con un balón al larguero y parada posterior de Txemi. El Toledo creaba peligro a balón parado sobre todo en las faltas que se pitaban al borde de un solo área. Lo intentó tímidamente el Arenas que a dos para el final vio como se le decretaba un fuera de juego inexistente a Borja Díaz cuando se plantaba solo ante Alcolea. Por cierto, el penalti precedido de una cadena de errores arbitrales en faltas y saques de banda mal señalados.

Y luego ya se sabe, atraco y un punto menos.

Decepción e indignación en la expedición del Arenas que no se lo podía creer. Y el domingo final ante el Socuéllamos.

Compartir en:

Deja tu comentario