Goleada balsámica en un gran partido del Arenas

Cuatro goles del Arenas que brilló en San Sebastián de los Reyes para romper el gafe de Madrid

S.S DE LOS REYES: Santomé, Moyano (Navas, 67), Juan Cruz, Rangel, Sergio, Arroyo, Pichín, Arranz, Negredo (Matas, 72), Mancebo y Ruiz (Vicente, 57).

ARENAS: Company, Aguiar (Ibon Díez, 67), Zumalakarregi, Cabero, Royo, Matador, Aitor Ramos (Uranga, 72), Borja, Alvaro, Zabaleta y Héctor (Dani López, 58)

Arbitro: José Antonio Fernández Rodríguez (Galicia). Mostró amarillas al local Arroyo; y por el Arenas a Aguiar

GOLES:
0-1.M.31. Aguiar
0-2.M.62. Dani López
0-3.M.78. Alvaro Romero
0-4.M.80. Borja Díaz
1-4.M.90+3. Matas

Juego, muy buen juego y tres puntos importantes tras las dos últimas derrrotas. El Arenas salió valiente y bien posicionado. Ahogó al Sanse desde la presión en el centro del campo y los locales se pasaron casi toda la primera parte sin ver puerta. El Arenas tenía el balón y creó ocasiones claras aunque hubo que esperar a pasada la media hora para que Aguair, en el segundo palo, aprovechara un servicio desde la derecha para abrir el marcador. El Arenas pudo sentenciar antes del descansao mientras que los locales sólo dispararon una vez en balón que acabó en las manos de Company al filo del descanso.

Tras el mismo, el Arenas siguió en plan dominador en la segunda parte, movía bien el cuero ante un Sanse maniatado. Pasado el cuarto de hora, Dani López, tras cinco minutos en el campo, hacía de cabeza el segundo a la salida de un córner. Lo intentó el Sanse pero no creó ocasiones y el Arenas, a favor de obra, tuvo las mejores ocasiones. A doce para el final Alvaro marcaba en jugada personal tras recibir entre líneas y dos más tarde Borja hacía el cuarto tras otra buena jugada de los visitantes que incluso pudieron marcar más goles. El Sanse, en el descuento, hizo el tanto de honor.

Victoria por fin en Madrid donde no se puntuaba desde febrero de 1931 cuando se ganó al Real Madrdi en Chamartín por 1-2 en 1ª División. Desde entonces, catorce partidos con catorce derrotas.

Compartir en:

Deja tu comentario